• Colorectal Cancer Info MAIN MENU
  • Screening & Prevention MAIN MENU
  • Patient & Family Support MAIN MENU
  • Get Involved MAIN MENU
  • Funding Research MAIN MENU
  • Our Mission MAIN MENU

Subscribe to the Newsletter

Examinarse para el cáncer colorrectal salva vidas


Las pruebas de detección ayudan a su doctor encontrar pólipos o cáncer antes de que incluso muestre síntomas.  Ésta detección temprana puede prevenir que los pólipos se conviertan en cáncer, así como propiciar el inicio al tratamiento temprano, cuando es más efectivo.

Aunque usualmente es recomendado que se examine comenzando a los 50 años de edad, puede que necesite examinarse más temprano dependiendo de su historial familiar y factores de riesgo.

Pruebas que detectan cáncer y pólipos

  • Colonoscopia (Estándar de Oro)

    Qué sucede: La parte interna del recto y todo el colon son examinados utilizando un tubo flexible largo llamado un colonoscopio.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada diez años comenzando a los 50 años.

    ¿Cuáles son los signos que puedo presentar para necesitar una colonoscopia?

    Su médico debería de recomendar una colonoscopia o otro tipo de examen de detección para el diagnóstico de cáncer del colon cuando cumples 50 años. Quizás puede ser antes si tiene historia familiar o esta de alto riesgo. Sin embargo, si usted está experimentando síntomas, es posible que tenga que hacerse una colonoscopia antes. Los signos que usted puede presentar para necesitar una colonoscopia incluyen:

    • Sangre en heces fecales
    • Dolor frecuentemente sin explicación, dolores o cólicos estomacales
    • Cambio en hábitos intestinales, como por ejemplos, heces más delgada de lo usual
    • Diarrea o estreñimiento no relacionadas a comidas
    • Pérdida de peso sin explicación

    Si usted experimenta cualquier de estos síntomas, hable con su médico. A menudo estos síntomas pueden ser causados por alguna otra enfermedad que no necesariamente es cáncer. Solo un médico puede determinar por qué tiene estos síntomas.

    Ventajas

    • Es el método de detección disponible más completo porque identifica y remueve pólipos en una sola sesión
    • La sedación que se le da al paciente minimiza la incomodidad
    • Examina el colon completamente
    • Dependiendo de los resultados quizás se necesite repetir el procedimiento cada 10 años

    Desventajas

    • Normalmente requiere un día de líquidos claros
    • Requiere preparación con laxativos
    • Existe un riesgo muy pequeño de perforación o sangrado
    • Es necesario tomarse un día para el procedimiento. Adicionalmente una persona debe de estar presente al ser dado de alta con el fin de dejar el centro médico

    ¿Cuánto es el costo aproximado?

    El costo promedio sin seguro es de: $800 – $1600

    ¿Mi seguro lo cubre?

    Según la Ley de Asistencia Asequible (ACA) en inglés, Affordable Care Act, todas las compañías aseguradoras están obligadas a cubrir las pruebas de detección preventivas, cómo colonoscopias. Sin embargo, usted podría tener un copago o deducible.

    La Preparación

    No les vamos a mentir, la preparación de la colonoscopia se considera la parte más difícil de todo el procedimiento. ¿La buena noticia? Una vez que haya terminado con la preparación, el resto es fácil!

    Para prepararse para una colonoscopia, es necesario el lavado intestinal completo. Su médico le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse, pero generalmente, esto significa que todos los sólidos se deben vaciar en el estómago y los intestinos con una dieta de líquidos claros durante uno a tres días antes del procedimiento. Usted no debe tomar bebidas que contengan colorante rojo o púrpura. Este es lo que usted puede tomar:

    • Caldo sin grasa
    • Jugo de frutas sin pulpa
    • Agua
    • Café o té sin mezclas
    • Bebidas rehidratantes, como Gatorade
    • Gelatina

    Un laxante quizás sea requerido la noche anterior de la colonoscopia para aflojar las heces y hacer que sus intestinos estén en movimiento.

    No se le permite conducir a casa después del procedimiento, así que asegúrese de organizar quien lo acompañará a su casa de antemano.

    El Procedimiento

    Durante una colonoscopia, usted se acostará sobre su lado izquierdo en una mesa de examen. En la mayoría de los casos, su médico le administrará un sedante muy ligero y posiblemente medicamento para el dolor para ayudarle a mantenerse relajado.

    Luego, el médico inserta un tubo largo, flexible e iluminado llamado un colonoscopio, o endoscopio, en el ano y lentamente lo guiará a través del recto hasta el colon. El colonoscopio infla el intestino grueso con gas de dióxido de carbono para darle al médico una mejor vista del mismo. Una pequeña cámara montada en el colonoscopio transmite una imagen de vídeo desde el interior del intestino grueso a una pantalla de ordenador, lo que permite al médico examinar cuidadosamente el revestimiento intestinal.

    Una vez que el colonoscopia ha alcanzado la abertura hasta el intestino delgado, se extrae lentamente y el revestimiento del intestino grueso se examina con cuidado de nuevo.

    La eliminación de los pólipos y biopsia

    El médico puede extirpar crecimientos anormales, llamados pólipos, durante la colonoscopia y enviarlos a una prueba en el laboratorio en busca de signos de cáncer. Los pólipos son comunes en los adultos y la mayoría son, por lo general, inofensivos. Sin embargo, la mayoría de los casos de cáncer del colon comienzan como pólipos, así que la eliminación temprana es una forma efectiva de prevenir el cáncer.

    El médico también puede tomar muestras de tejidos de apariencia anormal durante una colonoscopia. El procedimiento, llamado biopsia, permite que el médico pueda examinar el tejido con un microscopio en busca de signos de la enfermedad.

    ¿Duele?

    La colonoscopia se puede tomar de 15 a 60 minutos, por lo general un promedio de 20 a 30 minutos, dependiendo de lo que se descubre. Cuando es realizada por un profesional de la salud con experiencia, el procedimiento es indoloro.

    Para aliviar un poco la ansiedad o el dolor de la experiencia de algunos pacientes, alguna forma de anestesia o sedación ligera se proporciona. Un sedante junto con medicamentos para el dolor permite a los pacientes tolerar mejor el procedimiento, al igual que ayudará a inducir la relajación y somnolencia.

    La Gran Pregunta, “Qué pasa si…”

    Las biopsias tomadas de su colon durante la colonoscopia se enviarán a un laboratorio para análisis. Usted debe recibir los resultados dentro de una semana después del procedimiento. En este punto, discute un plan de seguimiento con su gastroenterólogo y su médico de atención primaria.

    He sido diagnosticado con cáncer de colon, ¿Y ahora qué?

    Estamos aquí para usted, y estamos en su equipo. Si usted o un ser querido ha sido recientemente diagnosticado con cáncer del colon, le recomendamos que llame a nuestra línea de ayuda gratuita en español al (877) 422-2030.

    Todo el mundo no lidia con el diagnóstico de cáncer de la misma manera. Nuestro equipo de apoyo al paciente está capacitado para brindarle información y apoyo durante este tiempo confuso y abrumador.

    Después de la prueba

    Los pacientes pueden experimentar cólicos o hinchazón en las horas después del procedimiento. El sedante necesita tiempo para desgastarse completamente y es por eso que los pacientes tienen que permanecer en la clínica durante una o dos horas, o hasta que esto ocurra. Lo bueno es que la recuperación es completa para el día siguiente. Los efectos secundarios de las colonoscopias son raros, pero los pacientes deben contactar a su médico si experimenta:

    • Dolor abdominal severo
    • Fiebre
    • Movimientos intestinales con sangre
    • Mareos

    En raras ocasiones, un paciente puede experimentar desgarro o perforación de la pared del intestino. Si esto ocurre, cirugía puede ser necesaria para cerrar la herida. Otro riesgo es el sangrado, usualmente en el sitio de una biopsia o extirpación de pólipos. La mayoría de los casos de sangrado paran sin tratamiento o se pueden controlar en el momento del procedimiento.

    Para obtener más información sobre la colonoscopia, por favor llama a la línea de ayuda gratuita en español al (877) 422-2030.

  • Sigmoidoscopia Flexible

    Qué sucede: Se realiza para detectar cáncer en la porción baja del colon, el recto y ano con un tubo iluminado llamado un sigmoidocopio.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada cinco años comenzando a los 50 años.

    La sigmoidoscopía flexible o sig flex, es un procedimiento utilizado para observar el interior del colon sigmoide (el último tercio del colon) y el recto (que conecta el colon sigmoide hasta el ano). Así es como funciona: el médico introduce un tubo flexible (aproximadamente el grosor de un dedo) en el ano y se avanza lentamente en el recto y la parte inferior del colon. Probablemente no suena muy agradable, pero a través de este procedimiento, el médico puede detectar tejido inflamado, crecimientos anormales y úlceras. Este método se usa para detectar signos tempranos de cáncer y puede ayudar a los médicos a diagnosticar cambios inexplicados en los hábitos intestinales, dolor abdominal, sangrado por el ano y pérdida de peso.

    Ventajas

    • Puede identificar pólipos antes de que se conviertan en cáncer
    • Por lo general, no requiere sedación y toma sólo unos 20 minutos
    • El costo es moderado, cubierto por la mayoría de seguros
    • Muchos proveedores de atención primaria pueden hacer la prueba en su oficina
    • Puede encontrar pólipos con precisión en la parte inferior del colon (donde la mayoría de los pólipos se producen)

    Desventajas

    • Todos los pólipos no pueden ser removidos durante el procedimiento, pero pueden ser biopsiados – tendrá que hacerse una colonoscopia si la biopsia es positiva para cáncer de colon
    • Requiere preparación enema
    • Los pacientes pueden encontrar el procedimiento incómodo o embarazoso
    • Pequeño riesgo de perforación o hemorragia
    • No examina la porción del colon más alejado del ano

    ¿Cuánto es el costo aproximado?

    • El costo promedio neto antes del seguro: $500 – $750
    • El costo promedio que usted pagará: $150 – $300

    ¿Mi seguro lo cubre?

    • Dónde tendrá el procedimiento
    • Si se eliminan los pólipos o biopsia durante el procedimiento

    La Preparación

    La preparación para la sigmoidoscopia flexible puede variar. Algunos médicos recomiendan uno o más enemas antes del procedimiento, otros recomiendan una dieta de líquidos claros durante uno a tres días, mientras que otros le aconsejarán no prepararse. Su médico le dirá los detalles sobre lo que será el mejor método de preparación para usted.

    El Procedimiento

    Entonces esto es lo que todos quieren saber: ¿qué me va a pasar a mí durante un sigflex? Para iniciar el procedimiento, la persona se acuesta sobre su lado izquierdo en una mesa de examen. Su médico inserta un tubo largo, flexible e iluminado llamado sigmoidoscopio, o endoscopio, en el ano y lentamente el médico lo guiará a través del recto hasta el colon sigmoide. El sigmodoscopio se infla el colon con aire para darle al médico una mejor vista. Una pequeña cámara montada en la punta del sigmoidoscopio transmite una imagen de vídeo desde el interior del colon a la pantalla del computador, lo que permite al médico examinar cuidadosamente los tejidos que recubren el colon sigmoide y el recto.

    Es posible que se le pida que se mueva periódicamente para que el sigmoidoscopio pueda ajustarse para una mejor visualización. El revestimiento del colon se examina de nuevo cuando el sigmoidoscopio abre paso hacia afuera. Usted puede experimentar una sensación de presión, hinchazón o cólicos durante el procedimiento, pero esto va a desaparecer rápidamente una vez que el aire sale. Y lo mejor: tan pronto como el procedimiento haya finalizado, puede vestirse, manejar y reanudar su dieta y actividades normales inmediatamente.

    La Gran Pregunta, “Qué pasa si…”

    Si su médico ve un área que necesita más evaluación, tomará una biopsia para analizar. Las biopsias se emplean para identificar muchas condiciones, y su médico puede ordenar una, incluso si el cáncer no se sospecha.

    Si se encuentran pólipos pequeños, estos se eliminarán con el uso de herramientas especiales que se pasan a través del sigmoidoscopio. Los pólipos más grandes, que son demasiado grandes para eliminar durante el procedimiento, se tomaran una biopsia parar analizar si hay presencia de cáncer del colon. Si una biopsia tomada durante una sig flex es positiva para el cáncer del colon, usted necesitará una colonoscopia para eliminar ese pólipo.

    Después de la prueba

    La sigmoidoscopia flexible y las biopsias son seguras cuando son realizados por médicos especialmente entrenados y con experiencia en estos procedimientos. Las complicaciones son poco frecuentes, pero es importante reconocer los primeros signos en caso de que se presenten. Comuníquese con su médico si experimenta dolor abdominal severo, fiebre y escalofríos, mareos o sangrado rectal. Tenga en cuenta que el sangrado rectal puede ocurrir varios días después del examen.

  • Colonografía por Tomografía Computarizada (Colonoscopia Virtual)

    Qué sucede: Utiliza rayos X y computadoras que toman imágenes tridimensionales del colon y el recto. Es un examen non-invasivo.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada cinco a diez años comenzando a los 50 años.

    Colonografía por Tomografía Computarizada (CT), también conocida como colonoscopia virtual, se utiliza para encontrar pólipos, cáncer y otras enfermedades del intestino grueso a través de tecnología informática. Esto es lo que sucede: un tubo pequeño se coloca en el ano y se bombea aire en el colon para inflar el intestino. A continuación, un CT especial se utiliza para obtener imágenes del colon. Estudios recientes muestran colonoscopias virtuales son muy eficaces en la identificación de medio y pólipos grandes pero puede no detectar pólipos pequeños o planos. Pacientes de bajo riesgo que no pueden someterse a una colonoscopia convencional puede favorecerse de esta alternativa menos invasiva.

    Ventajas

    • Es más rápido que la colonoscopia convencional o él enema de bario
    • Pocas complicaciones
    • No requiere sedación, así que usted podrá retornar a sus actividades inmediatamente
    • La colonoscopia virtual puede ver dentro de un colon que es más estrecho debido a la inflamación o la presencia de un crecimiento anormal

    Desventajas

    • Distensión causada por aire en el intestino puede ser incómodo
    • Restricciones dietéticas por 1-3 días antes del procedimiento
    • Menos eficaz en la detección de pólipos planos y pólipos de menos de cinco milímetros
    • Utiliza radiación de rayos X
    • Si los pólipos u otras anomalías se encuentran, una colonoscopia convencional será necesaria para eliminar o explorar más a fondo
    • No está cubierto por Medicare como una prueba de detección inicial
    • Esta es tecnología y no es tan accesible como la colonoscopia convencional

    ¿Cuánto es el costo aproximado?

    El costo promedio es de: $400 – $800

    ¿Mi seguro lo cubre?

    • Blue Cross and Blue Shield Technology Evaluation Center ha determinado que la colonoscopia virtual cumple con los criterios para ser considerada como una prueba de detección eficaz para la prevención de cáncer del colon. Otras compañías de seguros de salud cubren el procedimiento también. Las políticas difieren con respecto a la cobertura. Consulte con su proveedor de seguro médico para confirmar sus opciones.
    • Medicare no cubre todavía la colonoscopia virtual. La última vez que fue evaluado, Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid consideraron que esta es una “tecnología nueva y emergente” y expresaron que se requiere evidencia adicional antes de tomar una decisión de cubrir los costos de la misma.

    La Preparación

    Dado que esta prueba tiene que ver con imágenes internas, es importante que el colon y el recto se vacíen antes de la colonoscopia virtual, al igual que la colonoscopia convencional. Esto significa que usted tendrá que seguir una dieta de líquidos claros durante uno a tres días antes de la prueba. Vea la sección de preparación de la colonoscopia para obtener más información acerca de cómo prepararse para su colonoscopia virtual.

    El Procedimiento

    Esta prueba se realiza en una sala especial con un CT escáner. No se alarme si se le pide que tome una solución de contraste antes del examen para ayudar a “marcar” cualquier excremento remanente en el colon o el recto. Durante el procedimiento, se le pedirá que se acueste en una mesa o en la cama delgada que forma parte del escáner CT y su médico le insertará un tubo pequeño y flexible en su ano. Cuando esté listo, el aire es bombeado a través de este tubo en el colon con el fin de ampliar y ofrecer mejores imágenes. La mesa a continuación, se desliza hacia el escáner y una serie de imágenes transversales de su colon se toman. Es probable que tenga dos análisis: uno mientras está acostado boca arriba y el otro mientras está boca abajo. El tiempo total para la colonoscopia virtual es 10 minutos.

    La Gran Pregunta, “Qué pasa si…”

    Si su médico detecta un crecimiento anormal, tendrá que someterse a una colonoscopia para examinar e eliminarlo. Crecimientos anormales se detectan en aproximadamente una de cada cinco personas. También es posible la CT revela algo fuera del colon que puede requerir pruebas adicionales. Si los resultados se tardan, mantenga la calma al esperar por los mimos. Mientras que estos hallazgos a veces salvan vidas, también pueden causar preocupación innecesaria.

    Después de la prueba

    Porque no hay sedación involucrada, usted podrá regresar a sus actividades normales inmediatamente después del procedimiento sin necesidad de ayuda. Por lo general, hay muy pocos efectos secundarios después de una colonoscopia virtual. Cualquier sensación de hinchazón o colicos deben desaparecer una vez que el aire pasa por su cavidad intestinal. Existe un riesgo muy pequeño de que al inflar el colon con aire pudiera lesionar o perforar el colon, pero este riesgo se cree que es mucho menor que con la colonoscopia convencional. Como otros tipos de tomografías computarizadas, esta prueba también lo expone a una pequeña cantidad de radiación.

  • Enema de Bario de Doble Contraste

    Qué sucede: Se introduce bario líquido y aire en el recto. La combinación de estos ilumina los pólipos y tumores en los rayos X.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada 10 años comenzando a los 50 años.

    El Enema de Bario de Doble Contraste (también llamado DCBE o Enema de Bario) es procedimiento que utiliza rayos X para encontrar anomalías tales como pólipos o cáncer. Bario es un compuesto metálico de plata-blanco, que se utiliza para delinear el colon y el recto en la radiografía. Aire se pasa a través del mismo tubo para mejorar aún más la imagen radiográfica.

    ¿Por qué elegir un enema de bario? Enemas de bario son de bajo riesgo y a menudo menos costosos que una colonoscopia. Se utilizan comúnmente para diagnosticar el cáncer del colon y enfermedad inflamatoria. Pero la cosa no acaba ahí – enemas de bario también ayudan a detectar pólipos, divertículo (una bolsa empuja hacia afuera del colon) y cambios estructurales en el intestino.

    Ventajas

    • No requiere sedación
    • Bajo riesgo
    • Más económico que la colonoscopia
    • Identifica lesiones en todo el colon
    • Es precisa para detectar anomalías, tales como zonas corrugadas, bolsas o sacos en la pared intestinal

    Desventajas

    • Pólipos no pueden ser removidos durante el procedimiento. Usted necesitará una colonoscopia en el caso de encontrar anormalidades
    • Los pacientes pueden encontrar el procedimiento incómodo o embarazoso
    • Requiere preparación con laxantes
    • La disponibilidad de esta prueba está disminuyendo. Por lo general, sólo para aquellos que no pueden someterse a una colonoscopia
    • Usa rayos X

    ¿Cuánto es el costo aproximado?

    La prueba cuesta aproximadamente $250-$500 antes de seguro.

    ¿Mi seguro lo cubre?

    Muchos planes lo cubren. Consulta con su compañía de seguro. Medicare varía, ya que a veces este procedimiento puede ser sustituido por una colonoscopia. Averigüa con Medicare.

    La Preparación

    Para llevar a cabo la prueba de enema de bario más precisa, deberá seguir una dieta prescrita y preparación intestinal (PREP) antes de la prueba. Al igual que una colonoscopia, esta preparación incluye normalmente la ingesta restringida de productos lácteos y una dieta líquida durante 24 horas antes. Usted también tendrá que tomar mucho líquido o líquidos claros horas, y quizás minutos, antes de su procedimientos.

    Asegúrese de preguntar a su médico por instrucciones simples y legibles para su procedimiento y preparación. Si usted tiene alguna pregunta o dudas, pregúntale a su médico antes del procedimiento.

    El Procedimiento

    Para comenzar un enema de bario, su médico le pedirá que se acueste boca arriba sobre una camilla reclinable para que pueda tener radiografías del abdomen. A continuación, se le pedirá que se acueste de lado. En ese punto, una sonda bien lubricada rectal se inserta a través del ano. Este tubo permite al médico administrar lentamente el bario en el recto y el colon. Su médico también puede optar por utilizar un globo rectal para ayudar a mantener el bario.

    A medida que el bario llena el intestino, las radiografías del abdomen distinguen los hallazgos significativos y ayudar a detectar crecimientos anormales. Su médico tomará radiografías desde varios ángulos diferentes para ver el colon entero. El médico también le puede pedir que se mueva alrededor de la mesa para ayudar a difundir el sulfato de bario a través del colon y proporcionar opiniones adicionales. El proceso dura aproximadamente 30 a 45 minutos.

    La Gran Pregunta, “Qué pasa si…”

    Si su médico ve algo sospechoso durante esta prueba, él o ella puede solicitar un seguimiento de cáncer del colon prueba de detección, tales como la colonoscopia.

    Después de la prueba

    Mientras que un enema de bario se considera una prueba de detección segura y se utiliza de manera rutinaria, puede causar complicaciones en ciertas personas. Por favor, tenga en cuenta estas indicaciones antes de un enema de bario se realiza:

    • Los que tienen una frecuencia cardíaca rápida, colitis ulcerosa grave, megacolon tóxico o una perforación en el intestino presunta no deben someterse a un enema de bario
    • La prueba se puede realizar con precaución si el paciente tiene una obstrucción intestinal, colitis ulcerosa, diverticulitis o diarrea sanguinolenta severa
    • Las complicaciones raras son: perforación del colon, intoxicación por agua, granulomas por el bario (nódulos inflamados) y reacción alérgica

Pruebas que detectan cáncer

  • Prueba Guaiac de Sangre Oculta en Materia Fecal (GFOBT)

    Qué sucede: Este examen puede detectar pequeñas cantidades de sangre en las heces sometiendo una parte de varias evacuaciones intestinales a la oficina de su médico para el procesamiento de la muestras.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Una vez al año comenzando a los 50 años.

    Prueba Guaiac de Sangre Oculta en Materia Fecal (GFOBT), también llamada prueba inmunoquímica fecal de sangre oculta (POBT), se utiliza para encontrar sangre oculta (o la sangre que no se puede ver a simple vista) en las heces. La idea detrás de esta prueba es que los vasos sanguíneos en la superficie de los pólipos o cánceres son a menudo frágiles y se dañan fácilmente al defecar. Los vasos sanguíneos dañados usualmente liberan una pequeña cantidad de sangre en las heces, pero sólo en raras ocasiones hay suficiente sangre para ser visible en las heces. El GFOBT es una forma fácil de determinar si se trata de sangre en las heces, lo que podría ser el resultado de pólipos o cáncer del colon.

    Entonces, ¿cómo funciona? El GFOBT detecta sangre en las heces a través de una reacción química. Sin embargo, no se puede determinar si la sangre proviene del colon o de otras partes del tracto digestivo, como el estómago. Si esta prueba es positiva, una colonoscopia será necesaria para encontrar la razón de la presencia de sangre. Aunque los cánceres y pólipos pueden causar sangre en las heces, hay otras causas también. Las úlceras, hemorroides, diverticulosis (bolsas diminutas que se forman en los puntos débiles de la pared del colon) o enfermedad inflamatoria intestinal (colitis) también pueden causar sangre en las heces.

    Esta prueba de detección se realiza con un kit que se puede usar en la intimidad de su propia casa. Otra parte importante de este kit es que la prueba requiere que se tomen más de una muestra de heces. Además, a diferencia de algunas otras pruebas (incluyendo la colonoscopia), ésta debe repetirse cada año.

    Ventajas

    • Bajo costo; cubierto por la mayoría de seguros
    • Puede ser fácil de completar
    • Hecho en la intimidad de su hogar

    Desventajas

    • No puede identificar pólipos, sólo pueden detectar signos de cáncer
    • Se necesita una colonoscopia si la prueba es positiva
    • Los pacientes pueden encontrar prueba desagradable
    • Requiere estricta adherencia al protocolo de prueba para que la prueba sea precisa (dieta restringida y varios días de recolección de heces)
    • Alta tasa de falsos positivos – condiciones no cancerosas también pueden causar sangre en las heces y no específica para la sangre humana
    • Puede pasar por alto tumores que sangran en pequeñas cantidades o nada en absoluto

    ¿Cuánto es el costo aproximado?

    La prueba cuesta aproximadamente $22

    ¿Mi seguro lo cubre?

    Medicare cubre GFOBT una vez al año para las personas mayores de 50 años. La mayoría de las otras compañías de seguros cubrirá PIF, así, hable con su proveedor de salud.

    La Preparación

    Algunos alimentos o medicamentos pueden afectar los resultados de la sangre oculta en heces, por lo que su médico le puede sugerir que evite lo siguiente antes de esta prueba:

    • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), como ibuprofeno (Advil), naproxeno (Aleve) o aspirina (más de una aspirina para adultos al día), durante siete días antes de la prueba
    • La vitamina C, por encima de 250 mg al día, ya sea suplementos de frutas y jugos cítricos durante tres días antes de la prueba
    • Las carnes rojas durante tres días antes de la prueba, ya que los componentes de la sangre en la carne puede hacer que la prueba resulte positiva

    El Procedimiento

    Comience agrupando todos los suministros en un solo lugar. Estos incluirán un equipo de prueba, tarjetas de prueba, ya sea un aplicador de pincel o de madera, y un sobre de correo. El kit le dará instrucciones detalladas sobre cómo recoger el excremento. Las siguientes instrucciones pueden ser utilizadas como una guía. Considere que las instrucciones de su kit podrían ser diferentes, así que siempre siga esas instrucciones.

    • Primero: usted tendrá que recoger una muestra de sus heces. Puede colocar una hoja de papel de plástico o papel en la taza del inodoro para recoger los excrementos, o puede utilizar un recipiente seco para recoger las heces – lo que usted prefiera. Asegúrese de que la muestra de heces no se mezcla con la orina. Después de obtener una muestra, descargue el inodoro.
    • A continuación, utilice un aplicador de madera o un cepillo para esparcir una capa delgada de la muestra en una de las ranuras de la tarjeta o lámina de prueba.
    • Después, se recoge una muestra de una zona diferente del mismo recipiente y deberá de esparcir una capa delgada de la muestra en la otra ranura de la tarjeta o lámina de prueba.
    • Cierre las ranuras y coloque su nombre y la fecha en el kit. Almacene el equipo durante la noche en un sobre de papel para que se seque.
    • Repita la prueba en sus próximas dos evacuaciones, si es indicado. La mayoría de las pruebas requieren la toma más de una muestra de deposiciones diferentes para mejorar la precisión de la prueba. Esto es debido a que muchos cánceres no sangran y a veces la sangre no está presente en todas las muestras de heces.
    • Coloque el kit de la prueba en la bolsa de correo que se le provee y regrésela a su médico o al laboratorio tan pronto como sea posible (dentro de 14 días de tomar la primera muestra).

    La Gran Pregunta, “Qué pasa si…”

    Si el resultado del GFOBT es positivo indica que el sangrado anormal está ocurriendo en alguna parte en el tracto digestivo. Como hemos dicho, esta pérdida de sangre podría ser debido a un número de cosas además de cáncer, así que si la prueba detecta sangre, una colonoscopia será necesaria para buscar la fuente del sangrado. No es suficiente simplemente repetir la GFOBT o seguir con otros tipos de pruebas.

  • Prueba inmunoquímica fecal (PIF)

    Qué sucede: Este examen es utilizado para detectar sangre en las heces que no pueden ser observadas a simple vista. Esta se realiza recolectando una porción de uno a tres movimientos intestinales a su médico para el procesamiento de las muestras.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Una vez al año comenzando a los 50 años.

    La prueba inmunoquímica fecal (PIF), también llamada prueba inmunoquímica fecal de sangre oculta (POBT), es un tipo más nuevo de análisis de materia fecal que también detecta sangre oculta (escondido) en las heces. Esta detección es importante debido a que puede ser una señal de pólipos precancerosos o cáncer del colon. Los vasos sanguíneos en la superficie de los pólipos o cánceres son a menudo frágiles y se dañan fácilmente cuando se defeca. Los vasos sanguíneos dañados usualmente liberan una pequeña cantidad de sangre en las heces, pero sólo en raras ocasiones hay suficiente sangre para ser visible en las heces, por lo que estas pruebas son muy útiles.

    La PIF se realiza esencialmente de la misma manera que la prueba Guaiac de Sangre Oculta en Materia Fecal (GFOBT), aunque a algunas personas les pueden resultar más fácil ya que no hay restricciones de medicamentos o la dieta. Dado que las vitaminas y los alimentos no afectan a la PIF, la toma de muestras puede tomar menos esfuerzo. Hay muchas variedades de pruebas de ajuste con diferentes niveles de sensibilidad, y dependiendo de lo que usted tiene, puede necesitar tan sólo una muestra de materia fecal, en lugar de tres, como una prueba GFOBT. Esta prueba también es menos probable que detecta la presencia de sangrado del tracto digestivo superior, como el estómago, lo cual es enormemente beneficioso para aumentar la precisión.

    Ventajas

    • Fácil de hacer
    • No hay cambios especiales a las dietas o medicinas
    • Simple, no mucha muestra de heces es necesaria
    • No necesita preparación y no hay líquidos para beber
    • Bajo costo; cubierto por la mayoría de seguros
    • Hecho en la comodidad de su hogar
    • Más específico que el GFOBT, sólo identifica sangre humana

    Desventajas

    • Diferentes pruebas están disponibles en el mercado, estas a veces utilizan diferentes anticuerpos y por lo tanto difieren en su sensibilidad
    • Los pacientes pueden encontrar la prueba desagradable
    • Puede pasar por alto tumores que sangran en pequeña cantidad, o nada en absoluto
    • Sin refrigeración en climas cálidos o si hay retrasos postales, esta prueba podría perder la susceptibilidad y el diagnostico podría ser incorrecto • Debe ser repetida cada año

    ¿Cuánto es el costo aproximado?

    La prueba cuesta alrededor de $22

    ¿Mi seguro lo cubre?

    Medicare cubre PIF una vez al año para las personas mayores de 50 años. La mayoría de las otras compañías de seguros cubrirá PIF, así, hable con su proveedor de salud.

    La Preparación

    Esta prueba no necesita ninguna preparación. Usted sólo tendrá que obtener el kitde su médico y tomar la muestra.

    El Procedimiento

    Cabe notar que esta prueba no será la experiencia más agradable para usted. Sin embargo, hay algunas maneras de hacer que su experiencia sea un poco más tolerable. En primer lugar, tenga todos los suministros listos y en un mismo lugar. Los suministros incluirán un equipo de prueba, tarjetas de prueba, cepillos largos, bolsas de basura y un sobre de correo. El kit le dará instrucciones detalladas sobre cómo recoger la muestra de heces. Siga siempre las instrucciones de su equipo, pero por lo general las instrucciones son:

    • Descargue el inodoro antes de comenzar. Después de su deposición, lugar utilizado papel higiénico en la bolsa de desecho del equipo, no en el inodoro.
    • Cepille la superficie de las heces con uno de los cepillos y luego sumerja el cepillo en el agua del inodoro. Pase el extremo del cepillo por una de las ranuras de la tarjeta o lámina de prueba.
    • Cierre la ranura y ponga su nombre y la fecha en el equipo de prueba.
    • Repita la prueba en su próxima evacuación, si se lo indican las instrucciones. La mayoría de las pruebas requieren la toma más de una muestra de diferentes evacuaciones. Esto mejora la precisión de la prueba, ya que muchos cánceres no sangran todo el tiempo, y a veces la sangre no estará presente en todas las muestras de heces.
    • Coloque el kit de la prueba en el sobre de correo que se provee y devolverlo a su médico o al laboratorio tan pronto como sea posible (dentro de 14 días de tomar la primera muestra).

    La Gran Pregunta, “Qué pasa si…”

    Por la PIF, un resultado positivo indica un sangrado anormal en el tracto digestivo inferior. Dado que esta prueba sólo detecta la sangre humana, otras fuentes de sangre, tales como las que provienen de algunos alimentos, no causan un resultado positivo.
    Un resultado positivo de la prueba requiere seguimiento. Esto implica generalmente un procedimiento de imagen, como la sigmoidoscopia o colonoscopia.

  • Prueba de ADN en heces (sDNA)

    Qué sucede: Comprueba si hay cambios en las células del colon al observar las células de ADN en las heces causadas por tumores cancerosos o pólipos precancerosos.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Intervalo de detección incierto – hable con su profesional de la salud.

    La prueba de ADN en heces es un método relativamente nuevo para la detección de cáncer del colon. En lugar de buscar sangre en las heces (GFOBT o PIT), estas pruebas buscan mutaciones en el ADN de ciertas enfermedades causadas por tumores cancerosos o pólipos precancerosos. Las células de las lesiones precancerosas y cancerosas con estas mutaciones son eliminadas a menudo en las heces. Esta prueba puede ser capaz de detectar esas células y por lo tanto indica la presencia de pólipos precancerosos o cáncer del colon.

    Debido a que mutaciones en el ADN pueden diferir entre los cánceres del colon, las pruebas de ADN en heces suelen centrarse en los marcadores múltiples para lograr altas tasas de detección. Además, debido a los marcadores de ADN pueden estar presentes en pequeñas cantidades sólo en las heces y se requieren métodos de laboratorio muy sensibles. Las nuevas pruebas de las heces de ADN demuestran las altas tasas de detección de cáncer del colon en etapa temprana. A diferencia de otras pruebas no invasivas, las nuevas pruebas de ADN de heces también pueden detectar pólipos precancerosos.

Si tienes preguntas específicas sobre pruebas de detección como ¿quién y cuándo deben de hacerse una prueba?; -o cualquier otra cosa relacionada con examen de detección para cáncer de colon, te animamos que hables con tu médico; o llame a nuestra línea de ayuda gratuita al (877) 422-2030.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cómo es que la detección puede salvar vidas?

    La detección de cáncer de colon funciona de dos maneras:

    1. Encontrando cánceres en etapas tempranas,  cuando el tratamiento es más eficaz
    2. Encontrando crecimientos (-o pólipos) en el interior del colon; así como la extirpación de ellos antes de que se conviertan en cáncer
  • Si las pruebas de detección funcionan, ¿por qué no hay más gente haciéndolas?


    Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades; sólo 1 de cada 3 adultos que necesitan ser examinados en realidad lo están haciendo. ¿Por qué tan pocos? Hay muchas razones, entre ellas:

    • La cobertura de seguro médico y el costo de la prueba
    • Temores acerca de la prueba o de la preparación misma
    • Un médico de atención primaria no lo ha sugerido
    • Demasiado ocupado / no creo que tenga tiempo
  • ¿Por qué quitar los pólipos si no tienen cáncer?

    Los pólipos de colon son crecimientos que pueden convertirse en cáncer de colon con el tiempo. Aunque no todos los pólipos de colon se convierten en cáncer, es difícil saber cuáles lo harán. Además, la mayoría de los casos de cáncer de colon comienzan con un pequeño pólipo no canceroso. La buena noticia es que durante la colonoscopia, estos pólipos pueden ser identificados y eliminados; evitando un posible diagnóstico de cáncer de colon. Si un pólipo es lo suficientemente grande, el tejido puede ser tomado y enviado para biopsia y asi determinar el tipo exacto de pólipo.

  • ¿Por qué importa el tipo de pólipo?


    No todos los pólipos son iguales. Hay cuatro tipos de pólipos que se desarrollan comúnmente en el colon:

    • Inflamatorio - Pólipos inflamatorios se encuentran más frecuentemente en pacientes con colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn . A menudo llamados falsos pólipos porque solo son una reacción a la inflamación crónica de la pared del colon. No son del tipo que se convierte en cáncer. Por lo general, se realiza una biopsia para verificar el tipo.
    • Hiperplásico - Pólipos hiperplásicos son comunes; por lo general muy pequeños y se encuentra a menudo en el recto. Son considerados de bajo riesgo para el cáncer.
    • Adenoma o pólipos adenomatosos tubulares - Estos son el tipo más común de pólipo y son los que el médico más se refiere cuando habla de pólipos de colon o recto. Alrededor del 70 % de los pólipos extirpados son de este tipo. Los adenomas tienen un riesgo de cáncer definitivo que va aumentando a medida que va creciendo el pólipo.  Los pacientes con antecedentes de pólipos adenomatosos deben ser reexaminados periódicamente.
    • Adenoma velloso o adenoma tubulovelloso – Pólipos adenoma velloso y tubulovelloso representan alrededor del 15 % de los pólipos que se extirpan.  Estos son el tipo más grave de los pólipos con un riesgo muy alto de cáncer a medida que crecen descontroladamente.
  • ¿Cuáles son mis opciones de detección?

    ¡Nos alegra que lo preguntes! Aunque la colonoscopia es la prueba más recomendable; tienes muchas opciones cuando se trata de hacerte un examen de detección. Visita nuestra página en la parte de “Métodos de Detección” ; -y también habla con tu médico acerca de encontrar la prueba que es adecuada para ti.

  • ¿Qué puedo hacer si yo no puedo pagar por una prueba de detección o los costos asociados con la detección?

    Ofrecemos ayuda económica con la Asistencia Financiera Azul Esperanza. También es importante tener en cuenta que bajo La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act), las colonoscopias de detección están cubiertas como medida preventiva para las poblaciones de riesgo medio. Recomendamos consultar a tu médico, proveedor de seguros o gastroenterólogo local, para aprender más acerca de tu cobertura; y opciones de asistencia financiera que puedan ayudar. Nuestra página de recursos, OurScreening, también incluye referencias para ayudarte a encontrar asistencia en recursos financiados federalmente o recursos de bajo costo si no tienes seguro.

  • ¿Cómo puedo encontrar ún centro de detección o ún cirujano?

    Por favor visite nuestra página de recursos de investigación, Screening Resources, -para encontrar instalaciones de detección o cirujanos en su área.

Latest Updates

Upcoming Events