Los exámenes de detección reducen el riesgo de sufrir de cáncer del colon, además pueden salvar vidas. Estos exámenes pueden detectar pólipos precancerosos, crecimientos anormales en el colon o recto, de tal manera que pueden ser extraídos antes de que se conviertan en cáncer. Estos exámenes también pueden detectar el cáncer del colon en una fase inicial cuando el tratamiento frecuentemente conduce a la curación, y cuando es más efectivo. Usualmente se recomienda comenzar los exámenes de detección a los 50 años, pero hay otros factores que generan alto riesgo y ayudan a determinar quién debe ser examinado y cuándo.

Haga clic en el nombre del método de detección para aprender acerca de cada prueba, cual prueba será adecuado para usted, y cómo usted puede tomar los primeros pasos para reducir sus probabilidades de desarrollar el cáncer del colon.

Pruebas que Detectan Cáncer y Pólipos

  • Colonoscopia (estándar de “oro")

    Qué sucede: La parte interna del recto y todo el colon son examinados utilizando un tubo flexible largo llamado un colonoscopio.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada diez años comenzando a los 50 años.

  • Sigmoidoscopia Flexible

    Qué sucede: Se realiza para detectar cáncer en la porción baja del colon, el recto y ano con un tubo iluminado llamado un sigmoidocopio.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada cinco años comenzando a los 50 años.

  • Colonoscopia Virtual

    Qué sucede: Utiliza rayos X y computadoras que toman imágenes tridimensionales del colon y el recto. Es un examen non-invasivo.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada cinco a diez años comenzando a los 50 años.

  • Enema de Bario de Doble Contraste

    Qué sucede: Se introduce bario líquido y aire en el recto. La combinación de estos ilumina los pólipos y tumores en los rayos X.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Cada 10 años comenzando a los 50 años.

Exámenes que Indican Cáncer*

  • Prueba Guaiac de Sangre Oculta en Materia Fecal (GFOBT)

    Qué sucede: Este examen puede detectar pequeñas cantidades de sangre en las heces sometiendo una parte de varias evacuaciones intestinales a la oficina de su médico para el procesamiento de la muestras.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Una vez al año comenzando a los 50 años.

  • Prueba Inmunoquímica Fecal (PIF)

    Qué sucede: Este examen es utilizado para detectar sangre en las heces que no pueden ser observadas a simple vista. Esta se realiza recolectando una porción de uno a tres movimientos intestinales a su médico para el procesamiento de las muestras.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Una vez al año comenzando a los 50 años.

  • Prueba de ADN en heces (sDNA, por sus siglas en inglés)

    Qué sucede: Comprueba si hay cambios en las células del colon al observar las células de ADN en las heces causadas por tumores cancerosos o pólipos precancerosos.

    Cuando hacerse la prueba (si no tiene alto riesgo): Intervalo de detección incierto – hable con su profesional de la salud.